domingo, 4 de noviembre de 2007

MASCARADA













Suavemente agoniza el sonido
deslumbrante, indiferente de tus besos
que junto con mis labios
ebullen en caldera de surcada atracción.

Surge un sentimiento que desgarra mi conciencia,
pues qué tan grande es una pasión bajo las sábanas
y qué pequeño puede ser un amor.

POEMA DE: MIGEL ANGEL MOSCOL.
CUADRO DE: EDUARDO KINGMAN, PINTOR ECUATORIANO.

No hay comentarios: