domingo, 3 de agosto de 2008

CONTRAPOEMA DEL PINGÜINO Y EL TITIRITERO



* El día que el pingüino soñó volar en cielo no azul
y libre de agua.
El titiritero perdió su cuerno.
Una exfoliación melancólica,
a su pesar.
Cruzó sus manitos viejas y
sentóse a desvanecer lágrimas
sobre la hierba de parques
intrasfigurables.

* garo


**La noche que el pingüino decidió caminar
lentamente abrigó sus pesadas alas
alzó los ojos a la luna que siempre lo miraba con una sonrisa
y se dispuso a lamer su tristeza.

Nadie se imaginaba tanta soledad
encerrada en los sueños de un niño nostálgico


Cogió con su pico un cactus
el desierto estaba bajo sus pies
y la muralla de fuego le regaló una tortura.

** toscano